Lo mejor de las X Jornadas de Dirección de Proyectos del PMI Valencia Spain Chapter

El pasado 21 de noviembre tuve el placer de asistir a las X Jornadas de Dirección de Proyectos del PMI Valencia Spain Chapter, el tercer capítulo español del Project Management Institute tras las asociaciones de Madrid y Barcelona. Las jornadas son un evento anual en el que diversos profesionales se congregan en Valencia para estrechar lazos y debatir sobre dirección de proyectos. La edición de este año llevaba por título Personas en la Dirección de Proyectos y Proyectos en la Dirección de Personas (PDF) y, como podéis imaginar, estaban dedicadas a lo más importante de cualquier proyecto: las personas.

Disfruté mucho todas las ponencias y la mesa redonda posterior. Fueron bastantes las aportaciones y he recopilado aquellas ideas que, por haber estado en mi día a día, me parecieron especialmente interesantes:

  • Habilidades interpersonales. Eva Blanco Peris comentó con acierto varias de las habilidades con que debe contar un director de proyectos. Sin profundizar demasiado, presentó un buen resumen de habilidades entre las que destacaría su mención a la empatía, fundamental en la gestión de equipos. Muchos de los proyectos son de carácter técnico e ingenieril, y la carencia de las llamadas soft skills es a menudo una de las grandes limitaciones que encuentran personas en puestos técnicos para dar el salto a niveles de dirección.
  • Gestión del cambio. Ernesto Gaspar Montañana dedicó gran parte de su ponencia a explicar los roles de Belbin, un compendio de perfiles distintos que pueden identificarse dentro de un equipo. A este tema dedicaré un artículo próximamente. Su comentario más interesante me pareció, sin embargo, el que realizó sobre la necesidad de adaptarse al cambio, de no considerarlo un problema sobrevenido y de gestionarlo como un elemento natural y positivo de los proyectos. “El cambio es un mal necesario”, sentenció.
  • Sector público. La dirección y gestión de proyectos en el sector público es especial y distinta a la que se ejerce en la empresa privada. En esta línea, coincidí totalmente con Sonsoles Musoles en su comentario sobre la dificultad para crear equipos eficientes en la Administración Pública. El problema es muy complejo y tiene causas diversas, pero en la mesa redonda se hizo ver una de las principales: la estructura organizativa, fuertemente matricial y muy poco orientada a proyectos.

Jornadas muy amenas con grandes profesionales. Conclusiones interesantes y personas que lo son aún más.