Breve reseña de La economía en una lección / Economics in one lesson

Compré el libro en España, allá por 2008, y me lo llevé a Estados Unidos de casualidad. Hoy pienso que era el mejor lugar para leerlo. El año pasado lo volví a repasar entero y comprobé lo obvio: es de esos textos que mejoran con el tiempo. Economics in one lesson fue escrito por Henry Hazlitt y publicado por primera vez en 1946, habiéndose convertido ya en un clásico entre los libros de divulgación económica. Se trata de una obra peculiar:

  • Estructura. Es un libro de fácil lectura, dividido en 24 capítulos muy breves (la mayoría de menos de 10 páginas) y completamente independientes, de modo que el lector puede escoger el orden en que leerlos, salvo el primero y el último.
  • Destinatarios. No es un libro para economistas, sino un texto divulgativo y aclaratorio para quienes quieren comprender algunos conceptos básicos y el funcionamiento general de eso que llamamos Economía. No incluye fórmulas, no es un ensayo complejo ni exigirá al lector grandes conocimientos previos en la materia.
  • Sofismas. Con las excepciones del primero y el último, cada capítulo está dedicado a desmontar un sofisma, un argumento habitualmente utilizado para justificar algo que en realidad es falso. Los sofismas que trata el libro son ampliamente conocidos y las ideas, las expresiones, las explicaciones, son rigurosas, sencillas y concisas. Todo ello añade atractivo al libro al tiempo que hace muy amena su lectura.

Economics is  haunted by more fallacies than any other study known to man

La lista de 24 capítulos (uno por sofisma del 2 al 23):

  1. La lección / The lesson. El primer capítulo comienza resaltando los peligros de no distinguir correctamente los grupos, sus intereses y la visión cortoplacista de los efectos de las políticas. Se define la lección por excelencia: “El  arte de la Economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores”. El libro además comienza con una frase demoledora: “La Economía se halla asediada por mayor número de sofismas que cualquier otra disciplina cultivada por el hombre”.
  2. La falacia de la ventana rota / The broken window. La falacia de la ventana rota es de los sofismas más conocidos y sorprende que hoy siga vigente en los planteamientos de muchos.
  3. Los beneficios de la destrucción / The blessings of destruction. La destrucción no es una fuente de oportunidades ni crea riqueza; antes al contrario, supone desviar recursos que podrían haberse invertido mejor. Es un sofisma muy llevado en casos de guerras y grandes catástrofes, que encandila a quienes ven en grandes necesidades de producción y construcción una bendición para la Economía. “But need is not demand”, recuerda Hazlitt: “La verdadera demanda económica requiere no sólo necesidad, sino también el poder de compra correspondiente”.
  4. Las obras públicas incrementan las cargas fiscales / Public works mean taxes. La falacia del incremento del gasto público como solución a las situaciones de crisis, tomando decisiones miopes que ignoran las verdaderas consecuencias a largo plazo (impuestos, tipos de ínterés, inversión, etc).
  5. Los impuestos frenan la producción / Taxes discourage productions. “Taxes inevitably affect the actions and incentives of those from whom they are taken”. Explicado en un capítulo de página y media.
  6. El crédito estatal perturba la producción / Credit diverts production. Una crítica a la intervención en el mercado de crédito del gobierno, que generalmente consiste en arriesgar y desviar fondos (el dinero de los contribuyentes), concediendo créditos, a aquellos en los que el mercado libre no confía. Como anillo al dedo para la crisis que se inició en 2008.
  7. El odio a la máquina / The curse of machinery. La máquina, como representación de nuevos elementos de producción y avances tecnológicos, enemiga del trabajo y causa de multitud de despidos, los de aquellos puestos de trabajo que se vuelven innecesarios por culpa del robot que sustituye a multitud de humanos.
  8. Planes para la más amplia distribución del trabajo / Spread-the-work schemes. Los puestos de trabajo son fijos y están asignados y por tanto reduciendo el horario laboral se crearán nuevos empleos.  Otra gran falacia defendida habitualmente por sindicatos y políticos.
  9. El licenciamiento de soldados y burócratas / Disbanding troops and bureaucrats. Soldados que vuelven a casa y se reincorporan al mercado laboral, control del gasto público, impuestos y número excesivo de funcionarios.
  10. El fetichismo del pleno empleo / The fetish of full employment. Un sofisma que empieza a desmontarse con una idea tan simple como antigua: conseguir los máximos resultados con el mínimo esfuerzo.
  11. ¿A quién protegen los aranceles? / Who’s protected by tariffs?
  12. El afán de exportar / The drive of exports.
  13. El argumento de la paridad de precios / Parity prices.
  14. La salvación de la industria X / Saving the X industry.
  15. Cómo funciona el mecanismo de los precios / How the price system works.
  16. La estabilización de los precios / Stabilizing commodities.
  17. Interveción estatal de los precios / Government price-fixing.
  18. Leyes del salario mínimo / Minimum wage laws.
  19. ¿Incrementan los salarios los sindicatos? / Do unions really raise wages? a
  20. Suficiente para adquirir el producto creado / Enough to buy back the product.
  21. La función de los beneficios / The function of profits.
  22. El hechizo de la inflación / The mirage of inflation.
  23. La ofensiva contra el ahorro / The assault on saving.
  24. La lección expuesta con mayor claridad / The lesson restated.

Más información:

Photo credit: Thomas Hawk.