Menu Sidebar
Menu
Certificación Scrum Manager Nivel Experto Jesús Ruiz Nicolás

Seis consejos para obtener la certificación Scrum Manager

La de ScrumManager.net es la certificación de referencia en español para Scrum. Es una certificación más humilde que PMI-ACP, que abarca un espectro muy amplio de conocimientos sobre distintas metodologías y el mundo ágil en general. Aunque su alcance sea menor y se ciña solamente a Scrum, no es sencillo certificarse. En este artículo explico las principales características de esta certificación y algunos consejos para aprobar el examen, fruto de mi experiencia.

Tipos de certificación

Hay dos modalidades para certificarse:

  • Acreditación. Se consigue al realizar el examen online sin verificar la identidad del candidato.
  • Certificación. Se consigue al realizar el examen en un centro de formación oficial, donde el candidato realiza el registro y se verifica su identidad. Es la opción que recomiendo. Al aprobar se obtiene un diploma como el de la imagen.

Sistema de créditos PDA

La certificación se basa en créditos, llamados puntos de autoridad o PDA. Algo similar a las PDU de PMI, pero con variaciones. Los créditos pueden obtenerse de dos formas:

  1. PDA iniciales. La acreditación otorga 100 PDA, mientras que obtener la certificación concede 150 PDA correspondientes al conocimiento troncal. Estos son los primeros créditos que se consiguen.
  2. PDA de mantenimiento. Cada año se pierden automáticamente el 20% de los puntos conseguidos, con el fin de reflejar la necesidad de mantenerse actualizado y renovar el conocimiento. Para conservar la certificación es necesario examinarse de nuevo, realizar cursos de formación homologados o participar en actividades de difusión (artículos, publicaciones, ponencias, etc.). Todos los detalles están en este apartado de preguntas frecuentes: ¿Cómo puedo mantener o aumentar los Puntos de Autoridad (PDAs)?

certificacion_scrum_manager

Matrícula y examen

La matrícula se tramita en los centros examinadores, a los que el candidato debe dirigirse directamente. El precio varía de un centro a otro y ronda los 150€.

El examen de certificación es un cuestionario de 50 preguntas a resolver, como máximo, en 60 minutos. Si conoces la materia acabarás pronto, yo tardé 40 minutos nada más. Se realiza en un ordenador y el manejo de la aplicación es realmente sencillo, al estilo de cualquier simulador con el que hayamos trabajado.

Una de las particularidades del test es que en algunas preguntas hay que seleccionar más de una respuesta. En otras es necesario completar la frase escribiendo alguna palabra clave. Esto se debe entrenar con los tests de prueba incluidos en la matrícula del examen, disponibles en www.scrummanager.net.

Mis seis consejos para aprobar

  1. Revisa bien el texto base. La certificación se basa en la guía Scrum Manager BoK, un texto gratuito de 90 páginas y fácil lectura donde se recogen los principales conceptos de Scrum. Aunque conozcas bien el framework es posible que tengas que responder preguntas sobre alguna particularidad de la guía, por lo que debes revisarla bien. También sobre principios ágiles o Kanban. Se divide en dos grandes bloques: Scrum técnico (reglas, roles, artefactos…) y Scrum pragmático (valores), e incorpora al final un apartado sobre historias de usurio.
  2. Haz un curso de formación. Si está a tu alcance, ésta es la manera más sencilla  y rápida de reducir el tiempo de preparación del examen al mínimo. En condiciones ideales, el profesor estará certificado y en pocas sesiones aprenderás no sólo la teoría sino multitud de consejos y trucos fruto de la experiencia que te permitirán resolver situaciones complejas del día a día.
  3. Aprende sobre metodologías ágiles. Scrum es sólo una parte pequeña y popular de todo lo que se ha puesto en marcha y se ha escrito sobre metodologías ágiles. Ágil no es Scrum. Se trata de un campo de conocimiento mucho más amplio, así que es interesante que leas mucho y leas bien sobre metodologías ágiles en general. Si te gusta leer en inglés, puedes consultar la lista de 12 libros sobre metodologías ágiles recomendados por PMI.
  4. Haz muchos tests. Todos los que puedas y no sólo de Scrum Manager, también enfocados a otras certificaciones. Entrena tu capacidad de concentración y aprende a completar un examen con decisión y sin desmotivarte cuando surjan las dudas.
  5. Refuerza tu experiencia. Conforme estudies, relaciona toda la teoría con tu experiencia… e intenta ponerla en práctica. Leer y estudiar es una parte sencilla de las metodologías ágiles, pero su implantación en un equipo es todo un desafío. Cuanta más experiencia acredites, más sencillo será responder el cuestionario.
  6. Considéralo un proyecto. Piensa en la certificación como un proyecto y gestiónalo como tal: define fecha de fin, presupuesto, objetivos parciales y ritmo de trabajo. Haz seguimiento y no ocultes tus metas, compártelas con amigos, familia, compañeros de trabajo… busca la ayuda y la presión que necesites para rendir al máximo. Estudia en serio, ningún consejo es más importante que éste.

¡Suerte!

post it agile

Nueva versión de The Scrum Guide

Si te gustan las metodologías ágiles seguramente conocerás The Scrum Guide, un documento que aspira a ser la guía oficial de Scrum. Está redactado y mantenido por Jeff Sutherland y Ken Schwaber, dos padres del agilismo.

La guía no sólo cuenta con el crédito de sus reputados autores, sino con el respaldo oficial de ScrumAlliance.org, Scrum.org y Scruminc.org, y desde hace un tiempo además con una web en exclusiva: www.scrumguides.org, desde donde puede descargarse en muchos idiomas, entre ellos inglés y español.

Este documento no se caracteriza precisamente por ser muy extenso y sufrir muchos cambios: tiene solamente 17 páginas y se actualizó por última vez en 2013. Tanto Sutherland como Schwaber son los responsables de esta nueva edición, cuya principal novedad es la inclusión del apartado Scrum values, de apenas medio folio, en el que se referencian los siguientes valores:

  • Commitment
  • Courage
  • Focus
  • Openness
  • Respect

Los autores defienden que estos valores han sido identificados gracias al apoyo de la comunidad y contribuyen en la práctica diaria a reforzar los tres pilares básicos de Scrum: transparencia, inspección y adaptación. Aunque todos son destacables y se explican por sí solos, desde mi punto de vista el compromiso es el más crítico en cualquier equipo.

Un alto grado de implicación alto mueve montañas, abre nuevas vías de trabajo y nos prepara para el esfuerzo, el sacrificio y el éxito final. Por el contrario, la falta de compromiso de un compañero es uno de los grandes factores de desmotivación; lo he sufrido en mi vida profesional y  como director de proyecto  ha sido una de mis principales preocupaciones.

Lo cierto es que esta sección de valores fundamentales para Scrum, a pesar de ser un cambio muy importante, se queda en una referencia pequeña sin apenas desarrollo en la guía. Es por tanto algo completamente alejado del enfoque del código de ética y conducta profesional de PMI, y tampoco pretende teorizar  lo más mínimo sobre gestión de equipos, motivación o productividad. Este nuevo apartado sigue el mismo estilo del resto de la guía, que resume de modo claro y conciso los conceptos generales de la metodología pero sin desarrollarlos demasiado:

La guía quiere ser un reflejo de Scrum: los conceptos son sencillos, la práctica es compleja.

Puedes descargar gratis la guía completa en este enlace.

Climber

La motivación en el trabajo (y II)

Segunda y última parte del artículo La motivación en el trabajo. puedes consultar la primera parte.

Es fácil identificar aquello que amenaza con quitarnos la ilusión. Sin embargo, la pregunta que deberíamos hacernos es cómo podemos combatir el desánimo y qué cosas debemos cuidar para mantener la (des)motivación a raya. Cuando hay elementos en nuestra contra lo suficientemente importantes como para desmotivarnos, también hay una serie de razones por las que seguir adelante. Ésta es mi lista de razones por las que trabajar motivado cada día: » » [Seguir leyendo…]

Estatua2

La motivación en el trabajo (I)

Ésta es la primera parte de un artículo que se centra en lo más importante de una empresa, un proyecto, una familia o un equipo de fútbol: las personas; y con ellas sus motivaciones y desmotivaciones, las decisiones que torpedean nuestra línea de flotación anímica y algunos consejos para encontrar la motivación necesaria para trabajar cuando el entorno se corrompe. Todo está condimentado con mi experiencia, las alegrías y los sinsabores de mis últimos años de trabajo, por lo que este artículo seguramente tiene un tinte más personal que otros.
» » [Seguir leyendo…]

Métodos de comunicación según PMI

Métodos de comunicación según PMBOK (PMI – PMP)

En este artículo te explico los distintos métodos y tipos de comunicación que define la guía PMBOK, y que debes conocer si quieres presentarte al examen de la certificación PMP. Son conceptos muy sencillos y con la información que te dejo aquí es suficiente de cara al estudio. Este artículo, que tienes también en vídeo, lo escribí para los alumnos del mooc de introducción a la certificación PMP.

En el área de conocimiento de gestión de las comunicaciones la guía PMBOK reconoce que son muchos los métodos de comunicación que pueden emplease para compartir información entre los interesados de un proyecto. Sin embargo, identifica tres categorías en las que pueden clasificarse prácticamente todos los métodos de comunicación:

» » [Seguir leyendo…]

Diferencias entre proyectos, programas y portafolios según PMBOK (PMI)

En este artículo, que tenéis también en vídeo subtitulado, explico las distintas formas de agrupar proyectos que define PMI, tratando de resolver una de las dudas clásicas de quienes preparan la certificación PMP: la diferencia entre programa y portafolio.

Tres son los niveles de organización del trabajo de un proyecto para PMI: proyecto, programa y portafolio  de proyectos. Según PMBOK, un proyecto es un esfuerzo temporal para crear un producto o servicio único, y se suele representar como un conjunto de actividades con fechas de inicio y fin. En general, los proyectos se crean cuando una organización detecta necesidades o problemas que resolver, oportunidades de negocio, cambios en la legislación, renovación tecnológica, etc. Te dejo un artículo para entender la definición de proyecto y por qué no debe confundirse con la gestión de operaciones: Qué es (y qué no es) un proyecto.

Llamamos programa a un conjunto de proyectos que guardan cierta relación entre sí y que se pueden ejecutar de modo secuencial, totalmente en paralelo o solapándose parcialmente. La dirección del programa se centra en las dependencias que existen entre proyectos, las economías de escala para reducir costes y la coordinación de distintos proyectos para eliminar riesgos y aprovechar sinergias. Un ejemplo clásico es el programa para llevar un hombre a Marte, formado por un conjunto de proyectos dedicados uno a elaborar un traje espacial, otro a construir un transbordador, otro a estudiar las condiciones necesarias para la vida, etc.

Un portafolio es un nivel de agrupación superior, en el que se gestionan y priorizan tanto programas como proyectos individuales, que no tienen por qué estar relacionados entre sí pero que ayudan en su conjunto a alcanzar objetivos estratégicos del negocio.

Equipos y delegar eficazmente

Aprender a delegar (II): 5 cosas que debes asumir cuanto antes

Un nuevo artículo sobre gestión de equipos y delegación de tareas. Este texto es la continuación de Aprender a delegar: 5 pasos básicos y 2 grandes errores.

La delegación está en la base del trabajo en equipo y los grandes proyectos: es una herramienta útil para involucrar y motivar a otros miembros del equipo, y también es la única forma conocida de comprar tiempo. Un buen gestor debe interiorizar, asumir cuanto antes, cinco consideraciones totalmente necesarias a la hora de delegar eficientemente» » [Seguir leyendo…]

Delegar eficazmente

Aprender a delegar: 5 pasos básicos y 2 grandes errores

Éste es el primero de dos artículos sobre delegación de tareas y gestión de equipos. Puedes leer la continuación de este texto: Aprender a delegar (II): 5 cosas que debes aprender cuanto antes.

Delegar es una de las tareas más importantes de un directivo. Aprender a delegar correctamente puede hacer el trabajo mucho más productivo y satisfactorio, especialmente el de cualquiera que ostente un cargo de responsabilidad. No todos los directivos son capaces de hacerlo con eficacia, y a menudo se cometen fallos que llevan a malos resultados en cadena.

» » [Seguir leyendo…]

Files

6 razones por las que debes documentar tus proyectos

La literatura sobre dirección de proyectos está plagada de referencias a los distintos tipos de artefactos documentales (es decir, documentos) que deben producirse durante el ciclo de vida de un proyecto. El planteamiento teórico es bastante completo. La práctica revela que una gran parte de los proyectos, especialmente los relacionados con las tecnologías de la información, no se documentan suficientemente.

Resulta curioso que sea precisamente en el mundo TI donde se adolezca de falta de documentación, teniendo en cuenta que la interrupción del servicio en una organización TI puede llegar a detener por completo las operaciones de la organización. La causa de este problema radica en menospreciar la buena documentación y, una vez más, en la falta de rigor metodológico.

Older Posts

Jesús Ruiz Nicolás

Most projects most of the time

Suscríbete a mi newsletter

Follow me on Twitter